Viajes por lugares

NAMIBIA

16: Epupa Falls – Cheetah Farm. 444 km

Nos levantamos a las 5 de la mañana para salir a las 6,30 de vuelta a Opuwo por el camino infernal ya conocido por nuestros traseros. Tres horas. A pesar de que es domingo, podemos ir al supermercado, el cual es enorme y hay de todo. La cafetería está al lado, y cuando tiene cápsulas de café, está riquísimo.
Ruta de la jornada

Salimos a las 10,30 para tirarnos otras 3,30 horas hasta llegar a Cheetah Farm, donde nada más llegar, entramos a un recinto cerrado de una casa particular donde hay tres guepardos sueltos y que se dejan acariciar por la gente del grupo.
Acariciando al lindo gatito

Cerca de allí está el camping donde vamos a pasar la noche.
Nuestro campamento en Cheetah Farm

Después de comer, nos metemos en dos furgonetas para ir enseguida a un área cercada, que corresponde a una reserva de guepardos (Cheetah en inglés). Es hora de darles de comer y están inquietos. Hay unos 15 y pasan justo al lado nuestro. Es impresionante los ruidos que hacen entre ellos para comunicarse. Se enzarzan para ir indicando quienes van a comer primero. A uno de los remolques en el que va la gente se le pincha una rueda, por lo que tienen que bajar a pelo, delante de los gatitos, a otra furgoneta. Empieza el reparto de comida, haciendo volar los pedazos de carne de 5-8 kilos. Los guepardos realizan unos saltos espectaculares para cazar la comida. Todos tienen su ración. Ahora están más tranquilos y pausados, cada uno a lo suyo.
¡Al ataque!

Volvemos otra vez al camping. Allí mismo hay un bar bastante variopinto. Tiene colgados animales disecados. Hasta ahí normal, pero uno de los animales es el culo de un mono con sus testículos, por donde pasa una goma para tomar cerveza. Original. También está la cabeza de un elefante con su enorme trompa.
¡Que hay para todos!