Viajes por lugares

HISTORIA DE LAS EPLORACIONES POLARES

2-03) Groenlandia (1860-1913) (I)

Capítulo 2: Las rutas Polares (1852 - 1915)

Al oeste y al noroeste de Groenlandia la mayor parte de los exploradores se propusieron por hito acercarse al Polo por el estrecho de Smith, y sus exploraciones no fueron en resumen más que episodios. La segunda intención de llegar al Polo no quedaba descartada en las primeras expediciones que recogieron la herencia de Scoresby al este y al noroeste de Groenlandia; sin embargo, la extensa isla -diez veces la extensión de Francia- no tardó en convertirse en objetivo independiente. ¿Qué había tras las costas montañosas, desde las cuales descendían los glaciares hasta el mar, de donde se originan centenares de icebergs? ¿Existiría en el centro de Groenlandia espacio libre de hielo, tal vez habitado y réplica continental del mítico "mar libre del Polo"?


Los ingleses Mac Clintock, con el Bulldog, y Allen Young, con el Fox, no lograron tocar la costa en 1860.


Karl Koldewy

Les sucedió en 1868 el alemán Karl Koldewy, a bordo del Germania, sin mayor éxito.


Koldewey regresó a las mismas aguas a bordo del mismo barco, escoltado por el Hansa, bajo el mando del capitán Hegemann; el especialista alpino Payer, de nacionalidad austriaca, realizaba con Koldewey su iniciación polar. Consistía el objetivo de la expedición en comprobar las opiniones del geógrafo alemán Petermann, el cual aconsejaba -sin ilusiones- remontar la costa oriental de Groenlandia para acercarse al Polo.


Los riesgos probables consistían en el bloqueo en el banco de hielo, la deriva sin control en dirección sur y el hundimiento.


 


Barco ártico Hansa. Fuente: www.ebay.com

Tal fue, en efecto, la suerte del Hansa, porque el 20 de julio de 1869, hacia 74° N., Hegemann perdía de vista a Koldewey y pronto, prisionero del pack, derivaba en dirección sur. Construyó sobre el hielo una casa de losetas de carbón y esperó los acontecimientos. El 21 de octubre, a 70º 52' O., el Hansa, triturado, se hundió y el 15 de enero de 1870 el extenso floe que transportaba a los alemanes se quebraba en trozos y, después de momentos críticos, los náufragos pudieron situarse en un témpano vecino. Se lanzaron al mar en las tres chalupas conservadas el 7 de mayo, llegando el 13 de junio a Frederikshaab, en la costa oeste de Groenlandia.


 


Recorrido del capitán Karl Koldewy en la costa este de groenlandia, partiendo de las isla Sabine.

Koldewey, más afortunado, proseguía avanzando en dirección oeste, desembarcando el 5 de agosto de 1869 en la isla Sabine (74º 35' N., 19º O.), donde después de intentar rodear la isla Shannon se preparó a invernar. Había caza abundante. Payer efectuó excursiones por tierra al fiordo Tirolés; Koldewey dirigió personalmente un reconocimiento de treinta y tres días en dirección norte, en la primavera de 1870. Llegó a los 77º N., en las islas Shannon (75 a 75º 20' N., 17 a 19º O.), a Koldewey (76 a 77º N., 19º O.) y al cabo Bismarck. Desaprisionado el barco el 22 de julio de 1870, hizo en vano ruta al norte, exploró a la vuelta la profundidad del fiordo Francisco José (73º 10' N., 24º O.), descubriendo una altura de 2.940 m., que llamó Patermann.


En aquella costa abrupta y recortada se advertía abundante vegetación polar. Koldewey halló vestigios de habitaciones muy antiguas: círculos de piedra, herramienta, osamentas. Favorecido por un tiempo magnífico, Koldewey abandonó Groenlandia el 16 de agosto de 1870, regresando a Alemania el 10 de septiembre.


Después de esta fructuosa exploración, Groenlandia, territorio sobre el que ejerce soberanía Copenhague, llegó a ser en su parte oriental el dominio de los exploradores daneses, que prosiguieron la obra emprendida por Graah en la tercera década del siglo XIX.


Se trazó simultáneamente el mapa exacto de las costas al oeste y al este.


En el oeste, fue obra de Jensen (1884-1885) y de Ryder (1886-1887), que prolongaron su trabajo hasta el 74º N.; Bloch (1890) les completó por medio del trazado de las proximidades de Julianehaab. Holm y Garde, en dirección sur, y luego este y norte, en 1882-1883, remontaron el cabo Farewell hasta el 66º N., descubriendo al paso la colonia esquimal de Angmagssalik (65º 35' N).


Angmagssalik en la época actual. Fuente: http://1.bp.blogspot.com

Ryder realizó un trazado del Scoresby Sound en 1891. Amdrup subió hasta los 66º 7', y luego hasta los 67º 22', en 1898-1899. También en 1899 Nathorst, sueco, a bordo del Antarctic, prosiguió el trabajo de Koldewey entre los 70 y 75º N. En 1900, Amdrup llegó al Scoresby Sound por mar, regresando en bote en dirección sur con tres hombres, y trazó la cartografía de la costa de Blosseville.


Felipe Roberto de Orleáns

En 1905, el Bélgica, del duque Luis Felipe Roberto de Orleáns, barco que había efectuado la primera invernada en el Antártico, después de haber fracasado en una tentativa al este del Spitzberg, consiguió llegar a la costa groenlandesa a 76º 37' N., continuando en dirección norte.


La temperatura era relativamente templada (+ 2º). Se descubrió al oeste una tierra desconocida que se siguió hasta 78º 16' N., nuevo récord septentrional en aquellas regiones. La expedición, improvisada, pero bien equipada técnicamente, descubrió 200 km. de costas nuevas.


Pero entre el récord del Bélgica y el cabo Morris Jesup, situado a 83° 40' N., en la punta extrema del norte de Groenlandia, quedaba sin explorar una vasta región costera. Gracias al heroísmo danés, se exploró entre 1907 y 1912 en dos campañas sucesivas.


En el extremo norte de Groenlandia las campañas de Peary parecían haber resuelto un problema geográfico: la tierra de Peary era una isla. Pero las implicaciones políticas del descubrimiento no habían escapado a Copenhague: si la tierra de Peary pertenecía a Groenlandia, gracias a un istmo no descubierto por el comodoro, la soberanía de Copenhague se extendería hasta el cabo Morris Jesup.


El barco Danmark, en agosto de 1906, luego de haber alcanzado 77º 3', regresó al cabo Bismarck (76º 46') para invernar.


Los dos destacamentos o grupos septentrionales de exploración, compuestos cada uno por cinco hombres, se pusieron en marcha el 22 de marzo de 1907. Doblaron el cabo Nordeste el 23 de abril, terminando la vuelta completa de la Tierra del Príncipe Cristián. J. P. Koch y A. Wegener prosiguieron en dirección norte el 1 de mayo, franqueando la bahía helada de Wendel; llegaron al cabo Bridgman (83º 20'), conectando sus trazados topográficos con los de Peary, y luego tomaron el camino del sur, una vez cumplida su misión.


Moltke, Mylius Erichsen y Rasmussen

Mylius Erichsen con los perros en el barco

Mylius Erichsen, con el topógrafo Hög Hagen y el esquimal Jörgen Brönlund, debía realizar la cartografía de la costa oeste, que presentaba al principio una profunda entrada, el fiordo de Dinamarca, que rodearon los daneses, proa al sudoeste, antes de llegar a la entrada del fiordo de la Independencia, donde se encontraban el 25 de mayo en el cabo Rigsdagen, con Koch y Wegener, los cuales regresaban al sur. Contaban con escasos víveres, pero Mylius Erichsen, confiando en los resultados de la caza, prosiguió sin embargo en dirección oeste y exploró el fiordo Hagen, luego el de la Independencia y después el de Brönlund; de este modo, quedó resuelto el problema geográfico: la Tierra de Peary era una con Groenlandia. El 14 de junio de 1907, Erichsen decidió regresar.


La nieve se hallaba blanda, el banco de hielo quebrado, la caza era escasa; los exploradores comenzaron por matar los perros para alimentarse con su carne. Desde el 7 de agosto al 19 de octubre, avanzaron penosamente para cruzar sobre el hielo el fiordo de Dinamarca; después, Mylius Erichsen, buscando terreno más sólido, caminó recto en dirección sudeste para llegar a la tierra de Lambert. Alcanzaron los tres hombres la costa de Holm, pero Hagen murió allí, agotado, el 15 de noviembre, y Mylius el 25. El invierno se encontraba ya en toda su fuerza, Brönlund, llevando los mapas trazados por Hagen y algunas notas de Mylius Erichsen, consiguió llegar al almacén de la isla Lambert, donde murió a su vez sin haber tenido fuerzas para tocar los alimentos.


Diario de Bronlund

Una expedición de socorro, que partió del cabo Bismarck en el otoño, no pudo rebasar la altiplanicie de Mallemur. En la primavera de 1908, J. P. Koch partió a su vez, encontrando el cadáver de Brönlund y los documentos que había salvado. El diario de Brönlund terminaba del modo siguiente: «Muerto en el fiordo 79 (grados norte) después de haber intentado volver por el interior en noviembre. Me siento como un rayo de luna que se apaga y no puedo seguir avanzando a causa de los pies helados y de la oscuridad. Los cuerpos de los otros están en medio del fiordo, ante el glaciar (a dos leguas y media). Hagen murió el 15 de noviembre, Mylius diez días después. Jörgen Brönlund»


J. P. Koch

Se juzgó necesaria otra expedición para encontrar el diario de Mylius Erichsen y los demás documentos. Fue confiada al teniente Einar Mikkelsen, de la marina real, el cual, en 1906 -1907 dirigió en el mar de Beaufort la expedición anglodanesa del Duchess-of-Bedford. Mikkelsen utilizó el método que había dado buenos resultados a los noruegos de Amundsen en el paso del Noroeste; partió el 20 de junio de 1909 de Copenhague a bordo de una pequeña corbeta, Alabama, de 40 ton., con seis hombres, y lanzó el ancla ante la isla Shannon. A finales de octubre efectuaron una exploración hasta la isla Lambert, donde examinaron de nuevo el cadáver de Brönlund y el almacén; pero nada más pudo hallarse; la misión estaba por iniciar.


Mikkelsen e Iversen se pusieron en marcha el 4 de marzo de 1909, seguidos al principio por Laub, Olsen y Poulsen; establecieron escondites de provisiones marcados con jalones. Después, el 10 de abril quedaron solos Mikkelsen e Iversen para proseguir hacia el norte, mientras los otros regresaban.


Franquearon los dos hombres el interior, tocando el fiordo de Dinamarca con los perros agotados. Descubrieron el 2 de mayo un túmulo con un mensaje fechado el 12 de septiembre de 1907; Mylius Erichsen se hallaba entonces a punto de partir hacia el sur con 16 días de víveres y ocho de combustible, consistente en la leña que sobrenadaba, recogida en las playas; pensaba cruzar por el interior. El 26 de mayo encontraron un nuevo monumento con nuevo mensaje, fechado el 8 de agosto de 1907. Comenzaba en estos términos: "El teniente Hagen con el groenlandés Brönlund y el firmante dejaron la punta noroeste de esta región (82° 4' N. 220 O.), el 28 de mayo de 1907, después de haber encontrado la expedición de trineos del teniente Koch... Avanzamos hacia el oeste con 23 perros hasta el 1 de junio, alcanzando el glaciar del cabo Peary, descubrimos que no existe el canal de Peary, porque el arrecife Navy-Cliff está unido a la tierra de Heilprin por una lengua de terreno. Volvimos a bautizar la bahía de la Independencia, denominándola fiordo de la Independencia... Encontramos también algunos círculos de tienda esquimales."


Reflexionando en los términos del mensaje, los dos daneses concluyeron que no había razón para prolongar la búsqueda; quedaban aclarados algunos párrafos del diario de Brönlund, y confirmado el mapa de Hagen. Mikkelsen decidió el regreso (28 de mayo). Cuando despertó a su compañero Iversen para comunicarle su decisión, el último respondió: "¿Regresar? ¿Queréis decir volver a nuestro país? ¿Estoy soñando, tal vez?"


El Germania y el Hansa saliendo de Bremerhaven

KOLDEWEY (CON EL GERMANIA) Y HEGEMANN (CON EL HANSA) EN LA COSTA ORIENTAL DE GROENLANDIA (1869 - 1870)

Después de haber invernado en la isla Sabine, a 74° N., Koldewev alcanzó los 77° N., y, libre en julio, exploró al regreso hacia el Sur (no habiendo podido avanzar más al Norte) el profundo fiordo de Francisco José.



El fiordo está dominado, a 73° N., por una altura, cuya ascensión efectuó, denominándola pico de Petermann; tiene una altitud de 2.940 m. Fuente: www.etsy.com

El fiordo está dominado a 73º N., por una altura, cuya ascensión efectuó, denominándola pico de Petermann; tiene una altitud de 2.940 m.


Dibujos de Maynet, según la edición alemana de la Expédition du Geranavia, por el capitán Koldewey. Le Tour du Monde (1874).

Menos afortunado, Hegemann hubo de ver triturado y sumergido al Hansa, mientras invernaba a su lado, derivando hacia el Sur sobre el hielo; con las tres chalupas del barco perdido pudo llegar, aprovechando el deshielo, al puerto danés de Frederikshaab, en la punta sur de Groenlandia, el 13 de junio de 1870.


Dibujos de Maynet, según la edición alemana de la Expédition du Germania, por el capitán Koldewy. Le Tour du Monde (1874)


Hegemann. Fuente: http://content.lib.washington.edu